mar

29

may

2012

Eutanasia y Homosexualidad

Todo indica claramente hacia dónde va el hombre, sus leyes y sus valores; cada día más, éstos van orientados hacia la satisfacción de las demandas sociales que van surgiendo en la medida que el tiempo avanza, entre ellas las demandas homosexuales y la gente que bajo el lema de "una muerte digna" propicia la eutanacia. Estos dos temas son sólo una pequeña porción de un abaníco más grande de conflictos que los cristianos tendrán que enfrentar con la Palabra de Dios de cara a la sociedad post moderna. 
Como cristianos, portadores de una visión bíblica, sabemos que sin un absoluto, nada puede ser comprendido ni juzgado. Esto es imposible de entender para la mayoría de seres humanos hoy en día, quienes se caracterizan por poseer juicios de valor relativos, homocéntricos, humanistas, hedonistas, emocionalistas, y pare usted de contar.
El absoluto por el cual juzgar todas las cosas, tangibles e intangibles, se llama Dios. Para ser más precisos, debemos decir que el absoluto por el cual se juzgan todas las cosas es la revelación de Dios, dada a través de Su palabra. Sin importar lo que piense el hombre moderno, sin importar lo que afirmen las múltiples religiones que existen en el planeta tierra, hay una sola verdad, un sólo Dios verdadero y una sola revelación verdadera. La evidencia (la cual no es mi intención mostrar aquí) muestra que sólo el Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob, padre de nuestro Señor Jesucristo, es el único Dios verdadero, el único camino para la vida eterna, y el único Todopoderoso que hará todas las cosas nuevas, en Aquél día.
Las leyes humanas son una imagen distorisionada de la ley de Dios. La Ley de Dios es el absoluto moral por el cual todas las cosas deben ser juzgadas, y todo lo que se salga de ella, simplemente acarreará consecuencias para el hombre. 
Sin embargo, poco a poco se han ido apartando de ese absoluto moral representado por la palabra de Dios, lo que ha llevado como consecuencia legislar en función de las necesidades que surgen espontáneamente en la sociedad. Esto no es otra cosa que legislar en función de un relativo que surge del sentir popular; en otras palabras, es el hombre legislando según su criterio (un criterio caído y distorsionado).
El papel que los medios de comunicación juegan en la diseminación de este tipo de informaciones, es sumamente importante. Según lo dice la misma BBC, la intención de transmitir el documental es que la gente se forme su propio criterio respecto a la eutanasia. En otras palabras: los medios guían la temática que debe ser considerada por la sociedad. Y es entonces la sociedad la que ejerce presión sobre los gobernantes y legisladores sobre dichos temas. Y como sabemos, los gobernantes y legisladores se inclinan hacia donde están los votos. Una cadena sin fin, que conduce a la destrucción moral del hombre.
Si Dios afirmó"no matarás", significa que si matas o te matas a tí mismo, eso acarreará consecuencias.
Respecto al caso de la eutanasia, podemos poner otro ejemplo: La gente justificándose en la ley para cometer sucidio. Personas yendo a clínicas especiales, con la excusa de una enfermedad mental (sabiendo que las enfermedades mentales no existen), o con la excusa de cualquier otra enfermedad o problema emocional, buscando finiquitar con sus vidas. 
Las consecuencias no sólo son para ellos en el plano espiritual (condenación eterna) sino para la sociedad en general. El hombre cada vez se verá más a sí mismo como una máquina, que una vez que deja de ser útil, debe ser desechada. La sociedad juzgará qué hombres son aptos o útiles y cuáles no. 
Es triste ver que a este tipo de noticias no se le da la importancia que requieren. Para el hombre moderno es más importante el número de carreras que anotó tal jugador de baseball, o las noticias de farándula. 
Como resumen de lo anterior, podemos decir que el amor de muchos se enfriará, la sociedad cada día se apartará más de Dios, eliminando los absolutos que impliquen culto o reverencia a Dios. El hombre será su propio Dios, será quien juzgue lo correcto o lo incorrecto; ésto no lo hará un grupo conspirativo, un clan o un grupo de poder: esto lo hará la sociedad en su conjunto. Será un proceso progresivo, silente, que moldeará la forma de pensamiento y comportamiento humanos, abriendo el camino para la eliminación de cualquier religión o sistema de culto. 
¿Por qué los cristianos de los últimos tiempos sufrirán persecución y tribulación como nunca antes en la historia? (Mat. 24) Porque los verdaderos cristianos, tal como lo hicieron en la iglesia naciente del siglo I, no cederán ante las imposiciones de la sociedad que le obliguen a negar a Dios y Su revelación. Los verdaderos cristianos serán (y por qué no, si el tiempo está cerca, debemos usar la palabra "seremos") fieles al Señor, y tal como los cristianos primitivos fueron perseguidos y asesinados por el Imperio Romano, de igual manera los cristianos de los últimos tiempos serán perseguidos y asesinados por ese nuevo orden moral que guiará a la sociedad hacia su fin. 
Que Dios nos ayude a perseverar, a ser fieles y a fortalecernos en medio de los tiempos cada vez peores que se avecinan. Descansamos en su soberanía, en su ayuda y en su misericordia.
Si Dios afirmó"no matarás", significa que si matas o te matas a tí mismo, eso acarreará consecuencias.
Respecto al caso de la eutanasia, podemos poner otro ejemplo: La gente justificándose en la ley para cometer sucidio. Personas yendo a clínicas especiales, con la excusa de una enfermedad mental (sabiendo que las enfermedades mentales no existen), o con la excusa de cualquier otra enfermedad o problema emocional, buscando finiquitar con sus vidas. 
Las consecuencias no sólo son para ellos en el plano espiritual (condenación eterna) sino para la sociedad en general. El hombre cada vez se verá más a sí mismo como una máquina, que una vez que deja de ser útil, debe ser desechada. La sociedad juzgará qué hombres son aptos o útiles y cuáles no. 
Es triste ver que a este tipo de noticias no se le da la importancia que requieren. Para el hombre moderno es más importante el número de carreras que anotó tal jugador de baseball, o las noticias de farándula. 
Como resumen de lo anterior, podemos decir que el amor de muchos se enfriará, la sociedad cada día se apartará más de Dios, eliminando los absolutos que impliquen culto o reverencia a Dios. El hombre será su propio Dios, será quien juzgue lo correcto o lo incorrecto; ésto no lo hará un grupo conspirativo, un clan o un grupo de poder: esto lo hará la sociedad en su conjunto. Será un proceso progresivo, silente, que moldeará la forma de pensamiento y comportamiento humanos, abriendo el camino para la eliminación de cualquier religión o sistema de culto. 
¿Por qué los cristianos de los últimos tiempos sufrirán persecución y tribulación como nunca antes en la historia? (Mat. 24) Porque los verdaderos cristianos, tal como lo hicieron en la iglesia naciente del siglo I, no cederán ante las imposiciones de la sociedad que le obliguen a negar a Dios y Su revelación. Los verdaderos cristianos serán (y por qué no, si el tiempo está cerca, debemos usar la palabra "seremos") fieles al Señor, y tal como los cristianos primitivos fueron perseguidos y asesinados por el Imperio Romano, de igual manera los cristianos de los últimos tiempos serán perseguidos y asesinados por ese nuevo orden moral que guiará a la sociedad hacia su fin. 
Que Dios nos ayude a perseverar, a ser fieles y a fortalecernos en medio de los tiempos cada vez peores que se avecinan. Descansamos en su soberanía, en su ayuda y en su misericordia. 
 
Extracto tomado de Todoporgracia.